10 APLICACIONES GRATUITAS QUE TE SERÁN DE MUCHA UTILIDAD

Actualmente los Smartphones o teléfonos inteligentes se han convertido en el centro de nuestra vida digital. Con la capacidad de tomar fotografías, pronosticar el tiempo, entretenernos, mantenernos al día con lo que pasa en redes sociales y miles de cosas más, lo menos que se puede recordar es que también sirven para hacer llamadas telefónicas.

La fiebre por crear pequeños programas que tengan todo tipo de usos imaginables es tal, que según la red de anuncios para aplicaciones móviles de Android AppBrain, a diciembre de este año ya hay más de 2.5 millones de aplicaciones disponibles en la tienda Google Play, apenas menos que las 2 millones que contabilizaba en junio la App Store de Apple para su iPhone.

Pero entre tanta variedad, ¿cómo saber qué aplicaciones merecen la preciada memoria de nuestro teléfono? A continuación te presentamos una lista de 10 aplicaciones que probamos personalmente durante meses, para asegurarnos que son fiables, útiles… o al menos te sacarán una sonrisa.

1) Aix Weather (Android)
Sí, existen cientos de aplicaciones capaces de entregarte el pronóstico del tiempo en tu zona. De hecho tanto Android como iOS, los dos principales sistemas operativos móviles, traen funciones incorporadas para hacerlo. Sin embargo existen pocas como Aix Weather capaces de indicarte cómo se viene la cosa con tanta claridad, hora a hora, y lo mejor, gratis.

Obra del noruego Magnus Veierland, se trata de un widget que permanece en la pantalla de tu teléfono mostrándote un gráfico de las próximas 24 horas, donde podrás ver no sólo si habrá sol o lloverá, sino también cómo variará la temperatura a lo largo del día.

Los datos son extraídos del Instituto Meteorológico Noruego y del NOAA estadounidense, por lo que el autor advierte que los pronósticos son mucho más precisos para Europa y Norteamérica, sin embargo en nuestras pruebas demostró ser increíblemente fiable también en Chile.

De hecho, una mañana salí del edificio con paraguas a pleno sol, y me topé con un vecino que me preguntó con sorpresa si acaso esperaba lluvia. “Sí, a las 3 de la tarde”, respondí seguro. Y en efecto, pocos minutos después de las 15 horas, un fuerte chubasco comenzó a caer sobre la imprevisible Concepción.

Desde entonces también leo las líneas de las manos y el Tarot.

2) Pocket (Android, iOS)
La web está llena de información. ¿Se han preguntando cuántas páginas web existen en el mundo? Con nuevas integrantes que se publican a cada segundo y otras que desaparecen en el olvido, es casi imposible saberlo, pero si usamos la información del sitio Internet Live Stats -respaldado por el consorcio W3C que supervisa la World Wide Web- se supone que en el preciso momento en que escribo este artículo hay más de 1.117 millones de sitios web activos… y subiendo.

Eso es mucha información por leer, escuchar y ver, ¿no?
Si alguna vez abrigaste la esperanza de absorberla toda, Pocket es para ti. Tal como lo dice su nombre, se trata de un pequeño ‘bolsillo’ donde puedes ir marcando las páginas que te interesa pero 1) no tienes tiempo de leer en este preciso instante, 2) quieres guardarlas como referencia permanente, ó 3) tu mamá te pilló justo cuando habías dado con aquel video de… bueno, dejémoslo ahí. Pueden haber muchas razones.

Una vez que instales Pocket y crees una cuenta gratuita, podrás usar el botón “Compartir” (Share) de cualquier navegador para marcar la página en esta lista infinita. Si además eres de los que no soportan ver un cuadro chueco en la muralla, también podrás aplicar etiquetas (tags) para mantener tus páginas en perfecto orden por categorías, temas, fechas o lo que necesites. ¿Ya revisaste el contenido y no necesitas más la página? Perfecto, sólo da clic al botón de leído y desaparecerá. También puedes usar el buscador integrado para dar con aquella página que marcaste hace 5 años y ya ni recuerdas dónde estaba.

Lo mejor de todo es que además de la aplicación, Pocket no sólo puede mostrar tu lista de páginas en un formato más cómodo, sino que en los navegadores más populares de escritorio puedes instalar una pequeña extensión que también te permitirá guardar páginas con un solo clic.

Su uso es completamente gratuito, pero si pagas una suscripción Premium, además de ayudar a mantener el servicio, podrás tener una copia permanente de los contenidos que marcas (por si el autor retira la página) y la capacidad de que el buscador no sólo rastree el título y etiquetas, sino la totalidad del texto de tus contenidos marcados.

3) Traffic+ Monitor (Android)
Esta aplicación fácilmente se merecería el título de la “navaja suiza” de los medidores de uso de un teléfono… aunque es alemana (inserte a pun husky aquí). Fácil de configurar además de ser total, completa y absolutamente gratuita, Traffic+ Monitor funciona como un widget en tu pantalla que te entrega información esencial sobre tu plan telefónico: cuánto has gastado de tu plan de datos y cuántos minutos has consumido de tu plan de voz.

El programa es bastante inteligente. En un conveniente cuadro de 4×1 te informa lo esencial: primero, te dirá cuántos datos has consumido en tu periodo de facturación (puedes configurar mes calendario o las fechas que corresponda) tanto mediante WiFi como por 3G/4G. Esto es muy útil porque contrario a otras aplicaciones, separa una conexión gratuita de WiFi que puede haber robado honestamente a tu vecino, de tus valiosos gigas (GB) de datos que pagas mes a mes.

Luego te dirá cuántos minutos has usado en hacer llamadas y recibir llamadas, para finalizar con un conteo de los SMS (mensajes de texto) que has enviado y recibido, los cuales generalmente vienen limitados por bolsas pero que en la actualidad, gracias a WhatsApp, ya a nadie le interesan.

Pero eso no es todo… como dirían en la micro, por ser una promoción especial encargo de nuestra importadora “El gatito feliz”, si le lleva esta aplicación también le trae sin costo adicional alguno un conveniente test de velocidad y de cobertura de señal (para saber si nuestra compañía nos está viendo la cara), estadísticas detalladas con posibilidad de activar límites o alarmas que te ayuden a controlar el uso, gráficos que delatarán a las aplicaciones que más usufructúan de nuestros datos, junto a muchos, muchos datos más.

4) Keep (Android, iOS)
Una de las cosas que más extraño de mi venerable Palm m105 (¿qué? todos vamos a envejecer), era esa mágica posibilidad de pulsar un botón (de verdad) y lanzar una aplicación donde tomar notas instantáneamente. Curiosamente, en nuestros sofisticados smartphones hay muchas aplicaciones, desde Evernote hasta las Notas de Apple, pero pocas tiene la sencillez justa de Keep de Google.

Con Keep, puedes crear rápidamente una nota, agregar tantos (o tan pocos) datos como quieras, añadir imágenes o notas de voz, e incluso si tienes un Samsung Galaxy Note 7, puedes escribir a mano notas explosivas. Además, todo queda automáticamente respaldado en la nube de Google, por lo que podrás acceder a la misma información desde tu computadora.

Como sigues usando Keep depende de ti. Puede ser un simple reemplazo de un “taco” de papel donde manejes notas desordenadas (no te preocupes, hay un buscador para ayudarte a encontrarlas), o puedes clasificarlas por color, categorías, etiquetas, fijarles alarmas de recordatorio, crear listas donde vayas tachando elementos (ideales cuando te mandan decides ir al supermercado), enviarlas a otra persona, archivarlas parta referencia posterior, fijarlas en la parte superior por importancia o, cuando han cumplido su función, enviarlas al cielo de las notitas.

Y úsala con confianza porque tiene todo el respaldo de Google. Después de todo, ya sabemos el buen uso que Google da a nuestra información, ¿verdad?

5) CCleaner (Android)
Existen muchos programas que aducen limpiar u optimizar tu teléfono para que este funcione más rápido. Algunos son útiles, otros completos fraudes. Pero uno que sin muchas ínfulas se ha ganado con el tiempo la confianza de los usuarios es CCleaner (no en vano 50 millones de descargas la respaldan), una aplicación que no tiene otro objetivo que hacer el aseo en tu bicho para dar de baja cualquier archivo que esté quitándote espacio o ralentizando tu dispositivo.

Aunque vio muchas de sus características limitadas luego de que Google introdujo la versión 6 (Marshmellow) de su sistema Android, CCleaner todavía es capaz de darle un respiro a tu teléfono encontrando y dándote la opción de borrar cachés de aplicaciones (datos que estas guardan ‘por si acaso’), carpetas vacías, imágenes o mapas descargados sin una finalidad clara, copias de respaldo o datos de WhatsApp, así como el siempre extenso registro de llamadas. Además, puedes seleccionar caso a caso qué quieres o no quieres dar de baja.

Al final, el programa te dirá cuánta memoria, de espacio o de trabajo has ahorrado. Una experiencia siempre satisfactoria.

6) Monefy (Android)
Si eres de los que llega a mitad de mes no sólo sin dinero, sino que sin tener claro en qué se le fue el dinero, entonces Monefy es un programa que debes bajar ya.

Aunque, seamos honestos, podrías hacer lo mismo en una hoja de cálculo, Monefy es un administrador de gastos que te entrega una interfaz sencilla y clara. Simplemente ingresa la fecha de la transacción, una descripción de lo que compraste, el monto y clasifícala en una categoría. Listo. Mes a mes tendrás un gráfico que te arrojará luz sobre si gastas más en comida, salidas con los amigos, medicamentos, gimnasio, transporte o figuritas coleccionables de Star Wars.

Algo muy interesante es que puedes configurar Monefy para que se adapte a tus hábitos o necesidades financieras. Si las categorías que vienen por defecto no describen con precisión tus gastos, puedes crear las tuyas (hay decenas de íconos muy monos). También puedes establecer presupuestos, a fin de saber hasta dónde puedes gastar en restaurantes este mes; poner una contraseña para que nadie se meta en tus asuntos; sincronizar los datos con otros dispositivos vía Dropbox; o generar informes que te enrostren lo patético que eres manejando tu dinero.

Por cierto, si quieres eliminar los anuncios de la versión gratuita y colaborar en el desarrollo de la aplicación, puedes comprar la versión Pro -que además te permitirá crear distintas cuentas según tus tarjetas o bancos- por sólo 1.700 pesos chilenos.

7) IOU (Android, iOS)
Seguro te ha ocurrido: un día buscas un disco, un libro o una película y te acuerdas de que la prestaste… pero no logras recordar a quién. Me ocurrió en 2005, cuando presté mi sagrado libro de “El arte y la ciencia del diseño web” de Jeffrey Veen, ¡y todavía no logro recordar a quién! Así que si eres tú -si, tú- por favor, devuélvemelo. Tiene un hogar que lo espera.

Para evitar tragedias griegas como esta existe IOU (acrónimo del inglés ‘I owe you‘ o ‘Te lo debo‘), un administrador de préstamos que te ayudará a no perderle la pista tanto a lo que tus amigos y conocidos te deben, como a lo que tú está debiendo.

No se dejen engañar por lo chafa del ícono. El programa está muy bien hecho para cumplir su función: seleccionas si es algo que te deben o que tú debes, luego eliges entre tus contactos al occiso (o escribes su nombre si no lo tienes en tu agenda), pones si se trata de dinero o un objeto y, dependiendo, el monto o la descripción de lo adeudado. También puedes establecer fechas límites para la devolución, con alertas que te sirvan de recordatorio de que ya es hora de conseguir una cabeza de caballo para dejar en la cama de alguien…

Y en verdad, si tú tienes mi libro de Jeffrey Veen, regrésamelo. Lo quiero de vuelta. Capisci?

8) Relax Melodies / RadioTunes (Android, iOS / Android, iOS)
Que los smartphones hayan prácticamente acabado con el mercado de los reproductores de MP3 no es sorpresa. ¿Quién querría un dispositivo que sólo toque música cuando tu teléfono puede almacenar toda la que quieras en una pequeña tarjeta microSD, o conectarse a internet para servírtela en bufete mediante aplicaciones como Spotify?

Pero hay vida fuera de estas opciones. Una es RadioTunes (hasta hace poco, Sky.fm), un interesante proyecto de radios temáticas donde podrás escuchar ininterrumpidamente más de 90 canales de música que van desde la clásica al reggaetón, del country al metal, o de los boleros al New Age, pasando por supuesto por todas las décadas.

RadioTunes funciona en forma gratuita, tanto en tu teléfono como vía web, pero al igual que Spotify, si quieres evitar los anuncios comerciales y disfrutar de música en la mejor calidad, puedes pagar una suscripción por 4.600 pesos chilenos mensuales, ó 46 mil pesos al año.

Ahora, si lo que buscas es relajarte, quizá para meditar, quizá para dormir, quizá sólo para pasar ese mal rato tras la reunión con el jefe (no, nada personal), la recomendación clara es Relax Melodies. Con más de 35 millones de descargas que lo avalan, este programa es pacífico desde que abres su interfaz, donde una serie de colgantes te ofrecerán 52 diferentes tipos de sonidos (que suben a 112 si vas por la versión pagada) que puedes combinar para hacerte la jornada placentera, desde una llovizna o las hojas de un bosque, dulces tonadas de piano o guitarra, cuencos tibetanos o cantos de ballenas y -aunque no entiendo a quién lo pueda relajar- hasta un secador de pelo o una aspiradora.

El programa funciona como una mezcladora, donde puedes seleccionar el volumen de cada sonido en ejecución. Adicionalmente, el programa te permite guardar tus mezclas favoritas, te sugiere algunas con sugerencias guiadas (en inglés) para ejercicios de meditación y también puedes especificar un tiempo para que se apague automáticamente, por ejemplo, si quieres usarlo para conciliar el sueño.

Dale una prueba y créeme: a la hora de dormir bien, hace una diferencia.

9) SwiftKey (Android, iOS)
Aunque existen muchos teclados alternativos a los que Android e iOS traen por defecto, uno ha sobresalido del montón desde su lanzamiento. Nos referimos a SwiftKey, el que con su mezcla de predicciones, escritura en flujo y amplias opciones de diseño, ha conquistado a más de 100 millones de usuarios sólo en el sistema de Google, convirtiéndose en una de las aplicaciones más exitosas de la Play Store.

Y más aún desde que a mediados de 2014, la aplicación se hiciera totalmente gratis (ahora venden los temas).

Con SwiftKey tienes muchas opciones que permitirán acelerar tu escritura según lo que más te acomode. Una de mis favoritas son las predicciones que, basadas en tus correos, redes sociales y tu propia escritura, “adivinan” cuál es la siguiente palabra que pretendías escribir y te la ofrecen en la parte superior del teclado, aprendiendo y mejorando con el tiempo. Créanme, a veces parece que leyera la mente. Da miedo.

La otra favorita es Flow, una funcionalidad “prestada” de Swype Keyboard, con la que basta deslizar tu dedo por las teclas que componen la palabra que quieres escribir, lo que sumado al sistema de predicciones te permitirán comunicarte pisteando como un campeón.

Pero para quienes todo lo que importa es el ‘look & feel‘ de su dispositivo, SwiftKey tiene una ingente colección de temas para tu teclado, desde lo minimalista hasta lo extravagante, que por la temporada de fiestas podrás descargar gratuitamente, así que apresúrate.

10) Dashlane (Android, iOS)
Finalmente, con tantas aplicaciones, cuentas y secretos de Estado que guardar, tan grande es la tentación de usar la misma contraseña para todo… como la posibilidad de que alguien se haga con esa contraseña y pueda meternos en serios problemas, incluso financieros. La norma es que en vez de nuestra fecha de nacimiento o “miamorcito”, debieramos usar claves de alta seguridad, como “aEV8JKF*@CLF2fV(Q69ub^Jj” (no, en serio, eso es una clave segura).

¿Pero quién tiene cabeza para recordar un password así, diferente para cada cuenta?
Como la respuesta es nadie, para eso nacieron los administradores de contraseñas, y uno de los mejores es sin duda Dashlane. Creando una cuenta gratuita, podrás no sólo almacenar de forma cifrada las contraseñas de todos tus sitios web, correos, servidores e incluso tarjetas de crédito. El servicio, que además de aplicaciones para Android e iOS cuenta con extensiones muy útiles para Google Chrome, Internet Explorer, Mozilla Firefox y Safari, te permitirá elegir el nivel de uso que le quieres dar.

Si prefieres, puede ser sólo una ‘caja fuerte’ de tus contraseñas bajo una contraseña maestra (una difícil, pero que sí seas capaz de recordar). Pero si quieres aprovechar todo su potencial, puedes activar su función de autocompletar, con la cual Dashlane se encargará de iniciar sesión en tus servicios automáticamente (después de preguntarte la contraseña para asegurarse de que eres tú, claro está), tanto en navegadores de escritorio como en tu teléfono.

Además, Dashlane te sugerirá contraseñas para los nuevos servicios en que te registres con cifrados de alto nivel (AES-256), te alertará si uno de los servicios en que estás registrado sufrió un hackeo para que cambies tu contraseña cuanto antes, y te ofrecerá un inteligente sistema de acceso de emergencia para que, en caso de que -digamos- te pierdas en el Tíbet, un familiar o persona de confianza sea capaz de acceder a tus datos.

Aunque el servicio es gratuito, si pagas la versión premium por 24 mil pesos chilenos al año, podrás tener acceso a tu información vía web desde cualquier computador conectado a internet (una vez verificada tu identidad) más la posibilidad de sincronizar tu información en un número ilimitado de dispositivos (si tienes varias computadoras o teléfonos).

Compartir en Google Plus

Acerca de Marcelo Díaz Vidal

Encuentra muchos temas de interés en nuestra plataforma: http://grupodeblogsinteresantes.blogspot.com/... Gracias por su preferencia.