IBM Y GOOGLE DESARROLLAN JUNTAS SU INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Prácticamente todas las grandes compañías tecnológicas tienen proyectos para desarrollar su propia inteligencia artificial. Dos de las van en cabeza son IBM y Google, que ya trabajan juntas para mejorar sus respectivas herramientas mediante el machine learning y un programa de colaboración.

Aunque el objetivo de ambas empresas parece ser sustancialmente distinto, IBM aprovecha que Google pone a disposición de todo el mundo su herramienta TensorFlow para la inteligencia artificial. Es un modelo de software Open Source que desde ahora se integrará en PowerAI, la segunda de las IA que IBM tiene en funcionamiento.

Google, que ya ha logrado que su IA sea capaz de batir a jugadores humanos en juegos online, quiere que los usuarios de TensorFlow ayuden a desarrollar el aprendizaje mecánico a través de esta herramienta. Por eso la pone a disposición de todo aquel que la quiera descargar, con sucesivas actualizaciones y un programa de feedback para incorporar mejoras.

Cabe destacar que IBM utilizará este software no para Watson, la inteligencia artificial con la que diagnostican enfermedades, resuelven problemas matemáticos y otros mucho más extravagantes, sino en PowerAI. Esta interfaz es mucho más versátil y personalizable; está pensada para que vaya “evolucionando” a medida que recibe y asimila información.

Con TensorFlow, lo que buscan es mejorar aún más la capacidad de adaptación y mejora de su inteligencia artificial. Es una herramienta que hoy por hoy no tiene parangón en cuanto a machine learning, de ahí el interés de la compañía en utilizarla en su propio beneficio.

No obstante, todos los proyectos que quieren profundizar en el uso de esta tecnología deben andarse con pies de plomo. Si avanzan demasiado rápido, puede que superen la capacidad de la propia sociedad para adaptarse a los cambios. La prueba es la creciente demanda de una serie de leyes para controlar y regular la robótica, algunas de ellas recogidas por la propia Unión Europea.

De momento no se plantean desarrollar una versión propia del software de Google. Podrían hacerlo, ya que al ser Open Source no hay nada que se lo impide. Es algo similar a lo que ocurre con Linux, un proyecto que se segmenta en decenas de distribuciones distintas.

Compartir en Google Plus

Acerca de Marcelo Díaz Vidal

Encuentra muchos temas de interés en nuestra plataforma: http://grupodeblogsinteresantes.blogspot.com/... Gracias por su preferencia.