CÓMO UTILIZAR LOS NUEVOS FILTROS Y BALANCES AUTOMÁTICOS DE GOOGLE FOTOS

Google Fotos es una aplicación de dimensiones épicas, y digo esto porque sus cientos de millones de usuarios pueden subir a una calidad más que razonable todas las fotos que hagan con su móvil de forma automática y sin ningún coste adicional. 

Pero no sólo esto, porque además nos permite subir de forma automática también fotos de nuestros ordenadores gracias a su aplicación de escritorio o web. Ahora la aplicación se ha actualizado de nuevo con más novedades, que afectan sobre todo a los filtros de la aplicación y también a uno realmente interesante, como es el nuevo balance de blancos automático, y que le dará el toque definitivo a nuestras imágenes favoritas.

Filtro más completos y sencillos que nunca
Así es como podemos describir los nuevos filtros de Google Fotos, una faceta que ha cambiado varias veces en los últimos años y que esta vez se ha simplificado mucho, sobre todo con la inclusión de un nuevo botón para el balance de blancos automático. Estos cambios han llegado tanto a la versión de la aplicación para Android como para el cliente de escritorio, al que podemos acceder normalmente desde el navegador web y que es tan completo como el de nuestros móviles.


Balance de blancos
Pues bien, a estos nuevos filtros podemos acceder de forma automática en la versión web y actualizando a la última versión en nuestro teléfono Android. En ambos casos el funcionamiento es igual, y se limita a elegir la foto que queremos editar, para después pulsar el botón con el icono del lápiz que aparece en la parte superior derecha en la versión de escritorio y en la parte inferior en el móvil. Aquí podemos encontrar un nuevo botón que se llama Auto, y que como su nombre indica aplica unos valores automáticos a la imagen. O lo que es lo mismo, aplica un balance de blancos correcto a la imagen, y es algo que se nota y mucho.


Aplicación de filtros
A partir de aquí veremos los distintos filtros de la aplicación, que son muy sencillo de aplicar a la imagen. Sólo tenemos que pulsar sobre cada uno de ellos para cambiar el aspecto de la foto, mientras que un “slider” nos permite editar de izquierda a derecha la intensidad con la que se aplica el filtro, así podremos aplicarlo con toda su fuerza o simplemente darle un tono distinto a la imagen haciendo más suave la incidencia del filtro en la imagen. Cuanto más a la derecha, más intenso será el filtro.

Compartir en Google Plus

Acerca de Marcelo Díaz Vidal

Encuentra muchos temas de interés en nuestra plataforma: http://grupodeblogsinteresantes.blogspot.com/... Gracias por su preferencia.