ALPHAGO, LA MÁQUINA INVENCIBLE

De momento sólo se ha jugado una partida de las tres previstas en el enfrentamiento, pero parece que el resultado va a ser el de siempre. AlphaGo, la inteligencia artificial desarrollada por la empresa Deep Mind –propiedad de Google– para jugar al Go, derrotó el pasado martes al chino Ke Jie –el ­Kilian Jornet de los jugadores de Go–, el jugador número uno del mundo de este milenario juego asiático. Fue una victoria por un margen estrecho, pero la máquina volvió a derrotar al humano.

Y todo ello, después de que hace poco más de un año AlphaGo diera buena cuenta de Lee Se Dol, el gran maestro surcoreano y una auténtica leyenda del Go, al que barrió 4-1. Con ocasión de ese enfrentamiento, Ke Jie –un joven prodigio de 19 años que se hizo profesional cuando tenía 11– había declarado que él nunca sería vencido por un programa de inteligencia artificial. Pero después de la derrota del martes, un Ke Jie completamente perplejo por lo que acababa de suceder decía que tenía la sensación de que el juego de AlphaGo era “cada vez más parecido al de un rey del Go. Realmente, brillante”. Quizás fue por la humillación y el orgullo herido de tener que tragarse sus propias palabras, pero Ke Jie juró que no volvería a someterse a esta “experiencia horrible”.

En el último año, este programa ha jugado 51 partidas contra los mejores contrincantes y sólo ha perdido una.

Y es que seguramente el chino sea en este momento mejor que Lee Se Dol, pero también es cierto que la versión de AlphaGo a la que se enfrenta Ke Jie es mejor que la que ganó al surcoreano. Más allá de las mejoras técnicas, sobre las que Deep Mind no ha querido –de momento– dar detalles, AlphaGo lleva un año entrenándose. Bajo el seudónimo de Magister et Master ha jugado de incógnito un total de 51 partidas en línea contra algunos de los mejores jugadores del mundo, entre los que se encontraba Ke Jie, y de las que ha ganado 50. La única que perdió fue porque la conexión a internet falló. Este dominio levantó las suspicacias entre la comunidad de jugadores de este juego, y el 4 de enero de este año, Demis Hassabis –el fundador de Deep Mind– desvelaba quién se escondía detrás de Magister et Master.

Este nuevo combate entre la máquina y el humano tiene lugar en la ciudad de Whuezen, en el marco de la cumbre Future of Go, que se celebra, del 23 al 27 de mayo, en el centro de convenciones de esta ciudad china. Además de las dos próximas partidas entre Ke Jie y AlphaGo –el jueves y el sábado–, esta máquina invencible también jugará partidas de Go por parejas, en las que tendrá que colaborar con un jugador humano para tratar de ganar a otro jugador humano que también contará con la ayuda del programa de inteligencia artificial de Deep Mind.

El juego del Go se considera uno de los juegos mentales más completos y difíciles que existen, y por tanto todo un reto para la inteligencia artificial, ya que ofrece un número enorme de opciones de movimientos posibles, y para el que es necesario, para desenvolverse con éxito, aptitudes muy humanas, tales como la intuición, el instinto y la capacidad de aprender.

Con este fin, AlphaGo utiliza dos conjuntos de redes neuronales profundas que contienen millones de conexiones similares a las neuronas del cerebro. En parte, la máquina es autodidacta. Después de la programación inicial, que básicamente consistió en introducirle las reglas del juego y la información sobre unas 100.000 partidas de Go disponibles en internet, los desarrolladores de Deep Mind pusieron a su criatura a jugar millones de partidas contra ella misma, para que aprendiera de sus errores.

Compartir en Google Plus

Acerca de Marcelo Díaz Vidal

Encuentra muchos temas de interés en nuestra plataforma: http://grupodeblogsinteresantes.blogspot.com/... Gracias por su preferencia.