LA ESTRATEGIA DE MICROSOFT PARA EL FUTURO: SE CENTRA EN LA NUBE INTELIGENTE Y LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Entre miércoles y viernes está teniendo lugar en Seattle, el Build, la conferencia anual de Microsoft dirigida a los desarrolladores de aplicaciones tanto para internet con Azure como para el sistema operativo Windows 10. 

Al igual que hacen el resto de las empresas tecnológicas en sus congresos, Microsoft aprovecha la exposición recibida, para presentar nuevos productos y servicios, que marcan la estrategia de la compañía para el resto del año. Un hito importante para la compañía todos los años. Aunque, en las últimas ediciones ha perdido parte de su importancia, con eventos distribuidos a lo largo del año, además de otros congresos.

Satya Nadella, consejero delegado de Microsoft, como es costumbre, ha abierto la conferencia. Durante dos horas y media de intervención, habló, sobre todo, de la idea de la compañía americana en ofrecer lo que ha definido como «nube inteligente», una apuesta por sistemas cognitivos para los servicios de computación virtual. La cantidad de información que la sociedad y las empresas generan se ha disparado exponencialmente hasta el punto que el 90% del contenido que existe en internet se ha generado en los dos últimos años. En el 2020, esta situación será más acuciante, con el internet de las cosas, y los 20.000 millones de dispositivos inteligentes que estarán continuamente enviando información a la nube.

«Tenemos la oportunidad y la responsabilidad. La computación del futuro se definirá por las elecciones que los desarrolladores tomemos»
Satya Nadella

«Tenemos la oportunidad y la responsabilidad. La computación del futuro se definirá por las elecciones que los desarrolladores tomemos», apuntó Nadella durante su intervención. Cuando hablamos de tecnología, es difícil encontrar el componente moral. Pero Microsoft tiene claro que la tecnología está aquí para resolver los problemas de nuestro tiempo, pero tiene que ser el ser humano el que decida cómo se llevará a cabo, para no llegar a una situación similar a la planteada por George Orwell en su icónico libro «1984» en el que predijo un mundo controlado por la tecnología. Los tres principios de Microsoft son ayudar a la gente con tecnología, que esta tecnología mejore la vida de mucha gente, y que se pueda confiar en ella.
Las cifras de uso global del ecosistema de Microsoft, no hacen más que crecer. Desde el punto de vista de los usuarios, 500 millones de personas utilizan ya Windows 10, 100 millones Office 365 y el asistente virtual Cortana, recibe 141 millones de peticiones cada mes. En la vertiente profesional, 12 millones de empresas, utilizan Azure, la plataforma en la nube de Microsoft.

Esa nube inteligente de Microsoft viene de una combinación con la computación «edge», es el futuro, según ha desvelado Satya en la presentación. Este tipo de computación, aprovecha la capacidad de los dispositivos que proveen la información para procesar los datos previamente, antes de enviarlos a la nube. Cada persona, interactúa cada día con, al menos de media, seis dispositivos conectados a la nube, si estos dispositivos no se limitan a enviar la información a la nube, sino hacen un procesamiento antes, la capacidad de procesar información de la red, se multiplica. El claro ejemplo, es el coche autónomo que genera 100 gigas de información por segundo, en vez de enviar toda esa información a la nube, la computación «edge», haría que sólo se enviara la información relevante.

Como ejemplo Microsoft ha mostrado cómo con una combinación de cámaras e inteligencia artificial, se pueden prevenir la mayoría de los accidentes laborales. La inteligencia artificial detecta la anomalía que provoca el incidente, y notifica o reacciona al respecto. Por ejemplo, si hay un vertido accidental, la IA detecta el cambio, y notifica a los responsables.

Además, el asistente virtual de Microsoft, Cortana, recibe una gran actualización; ahora puede registrar la actividad y los dispositivos que utiliza el usuario, es capaz de contextualizar la información, y recomendar, por ejemplo, si es neceario avisar a los asistentes a una reunión si llegamos tarde. Además, los desarrolladores, ahora serán capaces de implementar nuevas habilidades en Cortana.

Tres elementos han hecho posible la inteligencia artificial, el poder de computación, provisto por Microsoft Cloud, los algoritmos y una inmensa cantidad de información, que podemos encontrar en Microsoft Graph. Los servicios cognitivos, derivan de esa IA, como, el reconocimiento de imagen, la traducción, el lenguaje, la búsqueda y el conocimiento.

Estos servicios, ofrecidos a los desarrolladores, pero también los podremos encontrar en el servicio de traducción de Power Point que es capaz de cambiar el idioma de las presentaciones, o en la aplicación para móvil de Microsoft Translator. Microsoft ha divido su conferencia principal en dos, este miércoles se ha centrado en los servicios en la nube dirigidos a empresas, y probablemente el jueves, verse sobre productos de consumo, como Windows 10, Office 365 o Surface.

Compartir en Google Plus

Acerca de Marcelo Díaz Vidal

Encuentra muchos temas de interés en nuestra plataforma: http://grupodeblogsinteresantes.blogspot.com/... Gracias por su preferencia.