OFICIAL: EL FORMATO MP3 HA MUERTO

El Instituto Fraunhofer IS informó que el formato MP3 ha muerto, debido a que dejará de atender los trámites de licencia para su uso. La decisión se debe a que han surgido nuevos formatos más eficaces para la compresión de música.

El formato MP3 fue clave para la transición de la música analógica a la digital. Hasta la actualidad, continúa siendo uno de los más empleados a nivel mundial, sin embargo, oficialmente está muerto. Así lo dio a conocer el Instituto Fraunhofer IIS, centro de investigación alemán que es responsable de la invención de este formato.

De acuerdo con el instituto, desde el pasado 23 de abril se ha suspendido de forma definitiva el trámite de licencias de uso. De esta manera, se confirma que el MP3 ha sido abandonado, más allá de que a nivel de usuario seguirán utilizándose por otro par de años. ¿Cuáles son las consecuencias de esta decisión? Los consumidores dejarán de ver en el mercado reproductores de canciones en este formato y nuevo software con esta licencia.

Los directivos señalaron que el fin del MP3 se debe a que el futuro está en formatos como el ACC o el MPEG-H. A partir de este momento, sus actividades irán enfocadas a promover el uso de estos formatos, que resultan más eficaces en materia de compresión de audio sin pérdida de calidad.

Cabe recordar que el formato MP3 inició su desarrollo en la década de los 80, teniendo como responsables a un grupo de investigadores alemanes. El objetivo para su creación era desarrollar un formato que permitiera reducir el espacio que ocupaba una pista de audio de CD sin que hubiera pérdida de calidad.

Su nombre formal es MPEG-1 Audio Layer III, sin embargo, la extensión .MP3 comenzaría a ser utilizada hasta el año 1995. Fue precisamente en esta fecha cuando se estandarizó para diferenciar los ficheros musicales codificados mediante este algoritmo.

Compartir en Google Plus

Acerca de Marcelo Díaz Vidal

Encuentra muchos temas de interés en nuestra plataforma: http://grupodeblogsinteresantes.blogspot.com/... Gracias por su preferencia.